¿Merece la pena posicionarse en otros buscadores?

posicionamiento SEO

 

Cuando hablamos de posicionamiento SEO en buscadores, habitualmente no nos referimos a otra cosa que al indiscutible y apabullante líder en este ámbito: Google. El ‘gigante de Palo Alto’ ha logrado convertirse literalmente en sinónimo de búsqueda en internet y por eso los esfuerzos de cualquier campaña de posicionamiento suelen centrarse en encajar con sus famosos y exigentes algoritmos. Sin embargo, alternativas como Bing o Yahoo siguen manteniendo una presencia e incluso contando con núcleos fieles de usuarios. ¿Hay algo que ganar en orientarse también a estos otros buscadores?

 

Antes que nada, cabe recordar que la cuota de mercado mundial de Google se estima en estos momentos en nada menos que un 85%. Eso sí, lo cierto es que ha descendido ligeramente en los últimos años, dado que llegó a sobrepasar el 90%. Esta diferencia se explica en parte por el tímido pero sostenido crecimiento de Bing: el buscador de Microsoft, lanzado en 2009, se ha consolidado aunque a mucha distancia como segunda preferencia en el planeta, con más de un 6% de cuota de mercado.

 

Aunque algunas fuentes señalan que otros buscadores ofrecen unas tasas de conversión algo superiores a las de Google, la estadística hace que no parezca muy interesante una inversión específica en posicionarse en ellos, a no ser que se persigan mercados internacionales específicos donde puedan tener más fuerza, como es el caso de Bing en Estados Unidos.

 

Bien es cierto que la menor competencia directa en materia de posicionamiento supone que quizás tengas una buena oportunidad para abrirte hueco en sus páginas de resultados. Pero es necesario tener en cuenta una última clave: en el ámbito de las búsquedas móviles, que cada vez suponen una proporción mayor del total, el dominio de Google se dispara hasta cerca del 95%.

 

En el caso de que estés interesado en adentrarte en los entresijos de Bing, desde Posicionamiento Web te contamos algunas de sus principales diferencias con Google de cara al SEO:

 

  • Mayor preeminencia de la relevancia en redes sociales: ‘likes’ y ‘shares’ del contenido contribuyen decisivamente al posicionamiento.
  • Potenciamiento de los resultados locales frente a los sitios web correspondientes a negocios de amplio alcance
  • Menor relevancia del texto frente a los contenidos multimedia
  • Primordial contar con backlinks incluso para aparecer en los resultados de búsqueda

 

 

Si te gustó, compártelo:
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • RSS
Deja un comentario