Cómo elegir entre una estrategia de SEO o de SEM

estrategía de SEO

Cuando una empresa decide sumergirse de lleno en el Marketing Online, uno de sus principales objetivos suele ser mejorar su posicionamiento para hacerse más visibles en los motores de búsqueda. Lo cierto es que existen dos caminos para lograrlo, optar por una  estrategia de SEO o por una de SEM. Por ello, es razonable que existan dudas entre ambos procedimientos, aunque son muy diferentes entre sí.

El SEO es una carrera de fondo para lograr el posicionamiento natural deseado de una determinada página web. Para conseguirlo hay que trabajar en muchos aspectos técnicos, optimizar la página, eliminar los posibles errores y apostar por una planificación de contenidos de calidad que se lanzarán con cierta periodicidad. Además, habrá que trabajar con determinadas palabras clave para conseguir nuestro objetivo y realizar una buena campaña de linkbuilding. Los resultados no son inmediatos, sino que el site va ganando posiciones poco a poco, según se vayan implementando diferentes acciones específicas.

Podemos definir el SEM como el posicionamiento patrocinado. Si los trabajos de posicionamiento orgánico son una carrera de fondo, el SEM es un sprint. Apareceremos de forma inmediata en la primera página de los buscadores a golpe de talonario. Desde luego es mucho más rápido, pero cuando dejamos de pagar, la visibilidad se desvanece. Por ello, el SEM es muy recomendable para una determinada oferta o promoción que responde a un período de tiempo bien definido.

No se trata de averiguar si uno es mejor que el otro. La decisión más acertada dependerá del sector de actividad de la empresa y de los objetivos y las necesidades básicas que presente. De hecho, desde Posicionamiento Web queremos destacar que no hay por qué elegir entre uno y otro. No son una pareja desavenida, de hecho, juntos siempre funcionan mejor. El SEM, por ejemplo, es más efectivo al principio, mientras la estrategia de SEO siembra el terreno para poder prosperar.

Esta alternativa nos permite evitar dar ventaja a la competencia y aparecer en el Top Ten desde el principio. Posteriormente, cuando ya hemos conseguido un posicionamiento orgánico, que siempre es más duradero en el tiempo, podemos lanzar campañas esporádicas de SEM para casos concretos, ofertas o promociones. Lo importante es estar, sin importar demasiado el cómo lo hayamos conseguido.

 

Si te gustó, compártelo:
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • RSS
Deja un comentario