Mitos sobre posicionamiento SEO

estrategia SEO

Que tu web se encuentre posicionada entre los diez primeros resultados de búsqueda, es decir en la primera página, no es casualidad. Para conseguirlo es necesario desarrollar una estrategia SEO y trabajar sobre ella. Los resultados no son inmediatos, hay que armarse de paciencia. Para entenderlo mejor debemos tener en cuenta que la consecución de los objetivos no se producirá por arte de magia, sino que se trata de dar respuesta a un algoritmo matemático comprobable. Las cosas de palacio van despacio, puede que tardes en ver los resultados de la optimización SEO de tu site, pero los resultados son muy efectivos y, hoy en día, estás en la primera página de Google o no existes.

Desde Posiconamiento Web queremos desmentir algunos mitos que han surgido en torno al posicionamiento SEO en Internet.

  1. La magia no existe, el número más maravilloso del mundo capaz de dejarte con la boca abierta tiene truco. Si quieres posicionar tu web de forma inmediata recurre a una estrategia de SEM o posicionamiento patrocinado. Pero ten en cuenta que cuando la campaña finalice ese posicionamiento desaparecerá. El SEO es mucho más efectivo, cuenta con mayor porcentaje de visibilidad y está pensado a más largo plazo.
  2. Es un error pensar que el SEO puede hacerlo cualquiera, que sólo consiste en rellenar unas etiquetas o actualizar las redes sociales. Nada más lejos de la realidad, el técnico SEO debe estar especialmente cualificado. Además debe reciclarse de forma constante para adaptarse a las nuevas exigencias de Google, el conocimiento será esencial para conseguir el posicionamiento deseado.
  3. La importancia del contenido en nuestra web es esencial y la optimización de la site también, pero una estrategia SEO contempla muchas más acciones, en función de las necesidades específicas de cada cliente. Saber determinar qué acciones son más adecuadas en cada momento para una web determinada es el valor añadido que te aporta un experto en SEO.
  4. “El SEO ha muerto” ¿enserio? Este es, sin duda, el mayor mito que se puede encontrar en la red sobre el posicionamiento orgánico. Google cambia su algoritmo, frecuentemente, para adaptar las claves de posicionamiento a nuevos parámetros con el objetivo de que sólo posicionen aquellas webs que considere más adecuadas. Algo que no haría si el posicionamiento SEO ya no importara.

La estrategia SEO marca la diferencia entre existir en Internet y no hacerlo. Está demostrado que el posicionamiento entre los primeros resultados es capaz de incrementar el porcentaje de conversiones a nuevos clientes, mejorar el número de visitas y aumentar, notablemente, las ventas.

Si te gustó, compártelo:
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • RSS
Deja un comentario