5 cualidades imprescindibles de un buen community manager

 

community manager

 

Escudo de protección, correa de transmisión de ideas y valores, propagador de la cultura corporativa, dinamizador, gestor y creador de contenidos, mediador… el Community Manager se ha erigido en un profesional que es todo eso y mucho más.

Encargado de defender a la empresa y su marca en las redes sociales, también debe crear o difundir contenido de calidad y dinamizar los diferentes canales. Es, en definitiva, la “voz” de la empresa en las redes sociales. Hace muy poco era difícil imaginar que las compañías pudieran necesitar un profesional específico para ese tipo de tareas. Hoy, lo que resulta complejo es imaginar que hace unos años no se considerase imprescindible. Estas son algunas de las cualidades deseables en todo buen Community Manager.

Buena capacidad comunicativa

Parece una perogrullada, pero el Community Manager debe tener una buena capacidad comunicativa. No sólo debe saber qué comunicar y en qué momento sino, además, hacerlo de una manera clara, correcta y adecuada (no lo olvidemos, es “la voz” de la empresa).

Conoce a tu público

Tan importante como conocer al dedillo la empresa, marca y sus entresijos es saber las características de su público objetivo.

Timing

No conviene atosigar con actualizaciones ni mensajes si, realmente, no tenemos nada novedoso o trascendente que comunicar. Realizar demasiadas actualizaciones no ayuda a que nuestro público se “fidelice”. Más bien al contrario, un exceso de noticias, vídeos y contenidos asociados a nuestra actividad puede llevarles a decirnos adiós para siempre. Una actualización diaria, en estos casos, sería más que suficiente. La mejor hora para publicar y crear “movimiento” en torno a nuestras actualizaciones está en el periodo entre las 9 de la mañana y las 12 del mediodía.

Favorece la sensación de “comunidad” y participación

No sólo debes establecer una comunicación unidireccional. Deja a la comunidad que participe, interactúa con sus miembros respondiendo a sus cuestiones y quejas o pidiéndoles información. Nada gana más adeptos para una causa que la agradable sensación de ser “escuchado”.

Empatía

Ponte en el lugar de los usuarios de las redes sociales que gestionas; nunca pierdas los nervios ni las formas y trata siempre de responder cuestiones y quejas de manera firme, correcta y cercana. Nunca, jamás, borres o ignores un comentario.

Recientemente, la Fundación de Tecnologías de la Información (FTI) presentó un informe en el que establecía que los puestos de trabajo relacionados con los contenidos digitales superarían el medio millón en el año 2017 en el ámbito nacional. Sin duda, el perfil del Community Manager seguirá estando entre los más demandados para los próximos años.